gitlab keybase twitter mastodon diaspora
Flujo de trabajo (I)
Leyendo _The DAM Book_
2006/06/28
Lectura de 4 minutos

Hacía mucho que no publicaba nada sobre DAM…

El capítulo que resumo en este post es el que empieza a hacer las cosas interesantes. Después de todo lo visto hasta ahora, se plantea un flujo de trabajo con las fotografías desde que se toman hasta que se archivan de manera definitiva. Esta primera fase se centra en el proceso de transferencia de archivos de imagen de la tarjeta de memoria al ordenador.

3. El flujo de trabajo de edición

3.0 Lista de comprobación del flujo de trabajo

Krogh plantea realizar todo el flujo de trabajo con una lista de comprobación a mano. Esto resulta útil porque registra qué se ha hecho con los archivos, incluyendo posibles anomalías que permitan identificar problemas con tarjetas de memoria o protocolos problemáticos de manejo de archivos. También ayuda a sistematizar el trabajo, al tener unas directrices que seguir.

A continuación se detalla cada uno de los pasos de la lista de comprobación que propone el autor, que se puede descargar desde el sitio web del libro.

3.1 Fase 1: Obtener las imágenes

a) Manejo de tarjetas de memoria

Debería usarse un sistema simple para indicar si una tarjeta está lista para ser reutilizada o no, como por ejemplo guardarlas boca abajo cuando todas las fotos estén descargadas y la tarjeta formateada, y boca arriba cuando aún no se hayan descargado las imágenes.

También menciona que está considerado una buena práctica evitar, en lo posible, borrar imágenes individualmente con la cámara, ya que esto podría causar problemas con el directorio de la tarjeta de memoria.

b) Descarga de las imágenes al ordenador

Este es un punto muy vulnerable en la vida de una imagen digital, porque en este momento sólo existe una copia. Por esta razón, es necesario un proceso transparente, y lo más adecuado resulta descargar manualmente las imágenes a la carpeta de trabajo del ordenador. Más tarde se organizarán los nombres de archivo y la estructura de carpetas definitiva.

Krogh también recomienda ubicar todo el contenido de una tarjeta de memoria en una sola carpeta, y nombrarla con los números de secuencia de la primera y la última imagen que contiene. Por ejemplo, si la primera imagen contenida en la tarjeta es IMG_2516.jpg y la última IMG_2654.jpg, la carpeta debería llamarse 2516-2654. Eso ayuda, en el caso de que se utilice un gran número de tarjetas de memoria, a controlar que se ha transferido el contenido de todas ellas y no se ha olvidado ninguna.

c) Copias de seguridad

Los discos pueden fallar (y, me permito añadir, de hecho fallan): el autor recomienda al menos una copia de seguridad en este punto, antes de continuar con el proceso. Es importante asegurarse de saber qué backups son temporales y cuáles son permanentes: se puede usar la designación temp en las carpetas para indicar que no son definitivas.

d) Creación de la caché

Crear la caché es muy útil porque permite asegurarse de que las imágenes se han descargado correctamente (sólo las que estén correctamente se mostrarán como miniaturas, si tienen algún error no se creará la miniatura correspondiente), y que se puede formatear la tarjeta de memoria sin peligro.

Para crear la caché simplente hay que abrir la carpeta de imágenes en Adobe Bridge, y sólo mostrará miniaturas que pueda abrir y con las que pueda trabajar. Así, si una miniatura no se muestra correctamente, es indicio de que el archivo de imagen tiene algún problema.

e) Confirmación de la integridad de los archivos

Los problemas en la integridad de los archivos pueden ser debidos a la cámara, el medio de almacenamiento, el proceso de transferencia, el sistema operativo, o a un error humano. Antes de que las imágenes sean definitivamente eliminadas de la tarjeta, es necesario asegurarse de que no ha ocurrido ningún error de creación o de transferencia de los archivos.

Para confirmar este punto, conviene no confiar en las miniaturas que Adobe Bridge muestra antes de que haya terminado de crear la caché. Una vez la integridad de los archivos se ha asegurado, y se ha realizado al menos una copia de seguridad, puede borrarse el contenido de la tarjeta de memoria con confianza.

f) Formato de la tarjeta de memoria

Cuando el formateo de la tarjeta se realiza una vez las imágenes han sido descargadas, se ha asegurado su integridad y se ha realizado al menos una copia de respaldo, se evita el borrado de tarjetas no descargadas: si al introducir la tarjeta en la cámara se descubre que no está vacía, se puede creer sin demasiado miedo a equivocarse que las imágenes no han sido descargadas.

En este punto se menciona otra buena práctica, consistente en formatear siempre las tarjetas de memoria en la cámara, y no a través del ordenador. En combinación con la mencionada anteriormente (evitar, en lo posible, la eliminación individual de imágenes en la cámara) se reduce considerablemente el riesgo de sufrir fallos en el funcionamiento de la tarjeta.”


Tags: fotografía

‹ Todas las publicaciones


comments powered by Disqus